Advertisement

logo design

viernes, junio 14, 2013

Según el oficial, el caso comenzó con el denominado matoneo y terminó convirtiéndose en una extorsión. "Un niño muy dedicado y estudioso, de los mejores de su curso, empezó a ser amenazado por otro compañero de 12 años que lo golpeaba en los descansos y lo amenazaba", contó Guatibonza Carreño.

El padre de la víctima fue el que puso el caso en conocimiento de la Dirección Antisecuestro de la Policía, y contó que las intimidaciones contra su hijo comenzaron hace dos meses, en un salón del grado sexto de la institución educativa. Lo primero que le pidió el menor extorsionista a su víctima fue un celular que le había regalado el papá por su buen rendimiento académico. Después le exigió dinero.

Bullying en ColombiaLa exigencia económica quedó pactada para ser entregada cada ocho días durante la hora de descanso en la institución. La víctima alcanzó a entregar dinero en efectivo que oscilaba entre 400 mil y 600 mil pesos en efectivo. Según la versión del denunciante, la intimidación fue tal, que el menor decidió, además, pagar la extorsión con varios equipos electrónicos tales como, MP3, MP4 y USB para evitar ser agredido.

De acuerdo con el general Guatibonza, el padre de la víctima comenzó a notar cambios en su hijo: bajó el rendimiento académico, lloraba y a veces llegaba a la casa golpeado.

"El papá tuvo la buena idea de denunciar el hecho, nosotros iniciamos la investigación, y desafortunadamente nos tocó capturar a este menor de 12 años. Es la persona más joven que hemos capturado en la historia del Gaula", se lamentó el alto oficial. "A mí me produce mucha tristeza porque es el futuro de Colombia".

El niño extorsionista fue puesto a órdenes de un juez, quien, por tratarse de un menor de edad, lo dejó bajo la tutela de sus padres.

Para los investigadores, el análisis que tuvo el padre sobre el comportamiento inusual de la víctima fue fundamental en el proceso que determinó la extorsión de la que era objeto su hijo. Según la versión entregada por el hombre, las constantes intimidaciones obligaron a su hijo a sustraer dinero, en repetidas ocasiones, de la caja registradora de un local comercial del que es propietario en Soacha.

Tras percatarse de la anomalía, el padre del afectado decidió hablar con el menor, que finalmente confesó la extorsión que venía sufriendo por parte de uno de sus compañeros de colegio.

El general Guatibonza hizo un llamado de atención a los padres para que estén más pendientes de sus hijos y mostró su preocupación porque en lo corrido de 2013 el Gaula ha capturado a 110 menores involucrados en casos de extorsión. "Es un aumento respecto al año anterior", aseguró.

RECOMENDACIONES

Para prevenir los delitos en los niños y adolescentes, como víctimas y victimarios, el Área de Prevención de la Especialidad de Infancia y Adolescencia de la Policía dio las siguientes recomendaciones de seguridad:

• Establezca canales de diálogo y confianza con sus hijos, crea en ellos.

• Es importante que los padres conozcan el entorno en el cual se relacionan sus hijos.

• Analice y observe a su hijo con el fin de detectar en él comportamientos anormales respecto a otras personas, como sudoración excesiva, silencio, llantos y aislamientos.

• Denunciar oportunamente cualquier situación anómala que se observe en contra de un niño o adolescente, independientemente de la relación o parentesco.

• Verificar los comportamientos extraños de vecinos que con frecuencia detallan minuciosamente a sus hijos.

• Presentar las denuncias para proteger de esta manera los derechos de futuras generaciones.

• De instrucción a sus hijos sobre la importancia de no suministrar datos, ni información personal vía internet.// Vanguardia (COM)


0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada