Advertisement

logo design

sábado, junio 07, 2014

Muchos analistas políticos coinciden en que Santos y Zuluaga no son tan diferentes como parecen. Con excepción de los temas de seguridad y paz, en los que ambos candidatos están en orillas distintas, su visión del país es algo parecida. Ninguno quiere cambiar sustancialmente el modelo económico y ambos aseguran que la salud, la educación y el empleo serán su prioridad. Pero no piensan lo mismo en temas relacionados con las libertades individuales, las relaciones internacionales, la política de drogas y la reelección. Estas son ocho diferencias fundamentales entre los dos aspirantes a la Casa de Nariño.

Reelección

El presidente Santos aseguró que en la próxima legislatura va a presentar una reforma constitucional para acabar con la reelección presidencial y ampliar el periodo a cinco o seis años. Óscar Iván Zuluaga, por su parte, ha rechazado tajantemente esa posibilidad. Para él “la reelección es un premio o un castigo” y es el pueblo el que debe elegir si quiere que un presidente continúe en el poder o no.

Venezuela

Mientras Santos llamó a Hugo Chávez su “nuevo mejor amigo” y restableció las relaciones diplomáticas con Venezuela, Óscar Iván Zuluaga ha dicho que en ese país no solo no hay democracia, y que miembros de las Farc se esconden allá con complicidad de ese gobierno. Sobre la situación actual de los venezolanos, el candidato del uribismo ha dicho que “no se puede tener un silencio cómplice”. Santos ha sido más cauto, en parte porque Venezuela es garante de los diálogos de paz. Por eso, ha invitado al diálogo entre gobierno y oposición.

El fallo en la haya

El presidente volvió popular su postura de que el fallo de la Corte Internacional de Justicia sobre los límites con Nicaragua “se acata pero no se aplica”.  Con eso quiere decir que lo cumplirá hasta que exista un tratado que esté ratificado por el Congreso y la Corte Constitucional. Zuluaga, por su parte ha dicho que no va a acatar el fallo pues eso significa renunciar a la soberanía. Agregó que si gana “el 7 de agosto voy a dormir en una fragata colombiana en el meridiano 82”.

Elecciones presidenciales Colombia 2014Política de drogas

Santos ha planteado la necesidad de cambiar el enfoque de la lucha contra las drogas de modo que no sea solo un tema de política criminal, sino un problema de salud pública. Ha sido el presidente más vanguardista –y por eso mismo polémico– en esta materia. Incluso dijo que podría considerar una “despenalización del consumo de sustancias psicoactivas acordada con la comunidad internacional y basada en criterios científicos”. Óscar Iván Zuluaga piensa lo contrario. Ha dicho que no es partidario ni de la dosis personal ni de la legalización de la droga. “Al adicto hay que atenderlo, darle todo el apoyo y atención para recuperarlo. Pero al que trafica y vende hay que castigarlo con todo el peso de la ley”, dijo Zuluaga. 

Aborto y eutanasia

Óscar Iván Zuluaga tiene posiciones muy conservadoras respecto a las libertades individuales. No está de acuerdo con el aborto ni con la eutanasia. Ha dicho que “es un defensor de la vida, desde la concepción hasta la muerte” y por eso, firmó el referendo por la vida que busca tumbar la sentencia de la Corte Constitucional y prohibir la interrupción del embarazo en todos los casos. Santos ha dicho que no es un partidario del aborto, pero que “respeta la determinación final de la Corte Constitucional que lo despenalizó en tres circunstancias extremas como cuando la vida de la madre está en peligro”.

Matrimonio gay

El candidato del uribismo está en contra no solo del matrimonio, sino de la unión de las parejas del mismo sexo. Óscar Iván Zuluaga cree que “la familia está definida por nuestras leyes naturales y por nuestra Constitución: es la unión entre un hombre y una mujer. Y el fin último es poder tener hijos, eso es algo que no se puede cambiar”. Santos no ha apoyado abiertamente el matrimonio gay, pero ha dicho que “soy respetuoso de la Constitución y de las leyes en relación con la igualdad de derechos civiles respecto de todo tipo de relaciones incluidas las de derecho y las de hecho… No soy homofóbico ni perseguiré a ningún ser humano en razón de su orientación sexual”.

Vivienda

El presidente candidato tiene como bandera el programa de las 100.000 viviendas gratis. Promete que si es reelegido llegará a 300.000 de estas que estarán destinadas a víctimas del conflicto armado y población vulnerable. Santos propone también más de 1 millón de viviendas nuevas, algunas de ellas sin cuota inicial. Óscar Iván Zuluaga, por su parte, considera que sí hay que hacer casas, pero no regalarlas. Propone construir 500.000 para trabajadores con ingresos de menos de cuatro salarios mínimos de modo que se sustituya parte del impuesto a la renta por primas de vivienda para los trabajadores. Y otras 500.000 para la clase media financiadas por las cajas de compensación familiar y el Fondo Nacional del Ahorro.

Medio ambiente

Aunque ninguno de los dos aspirantes es propiamente ‘verde’, y ambos han privilegiado el desarrollo del sector minero, hay algunas diferencias entre sus programas. El presidente Santos separó las carteras de Medio Ambiente y Vivienda, un reclamo de los ambientalistas durante el gobierno Uribe que las fusionó. Zuluaga propone volver a esa fórmula y que un solo organismo, que se llamaría Ministerio de Desarrollo Sostenible, agrupe el manejo de la ecología, el agua y la vivienda. Zuluaga sorprendió cuando en un debate en la Universidad de los Andes dijo que estaba de acuerdo con promover una ley para permitir que fueran productivos los resguardos indígenas y las reservas naturales, que hoy están vedados para la minería y la agricultura. Santos, por su parte, sostiene que los páramos, los humedales y los lugares con gran biodiversidad deben estar prohibidos para el sector extractivo.

 

Gran Encuesta: Zuluaga 49% Santos 41%

Ocho puntos. Esa es la ventaja que hoy le lleva el candidato Óscar Iván Zuluaga al presidente Juan Manuel Santos según los resultados de la Gran Encuesta de RCN Radio, RCN TV, La FM y la revista SEMANA. El aspirante del Centro Democrático, quien ganó la primera vuelta presidencial del pasado 25 de mayo, lidera la contienda por la Casa de Nariño con el 49 % frente al 41 % registrado por Santos. Esta diferencia entre la carta uribista y el primer mandatario es mayor a los 3,5 puntos porcentuales que separaron a ambos candidatos en la primera vuelta.

El panorama para la reelección presidencial se complica en esta última medición antes de la segunda vuelta del próximo 15 de junio. Santos no sólo se rezaga en la intención de voto, sino también mantiene una imagen desfavorable mayor a la favorable (46 % versus 41 %). Esto quiere decir que el jefe de Estado llega a la instancia final de esta campaña electoral con un rechazo mayoritario a su gestión. Rechazo que también se refleja dentro de los probables votantes: el 47 % afirma que no votaría por Santos en ningún caso.

La polarización entre quienes afirman que irán a las urnas también toca a Zuluaga: el 42 % jamás apoyaría al candidato del uribismo. No obstante, la encuesta muestra que uno de los obstáculos que Zuluaga enfrentaba en esta campaña, su bajo reconocimiento, está prácticamente superado. Mientras en enero pasado el 56 % de los colombianos no conocía al estandarte del Centro Democrático, cinco meses después ese porcentaje cayó al 18 %. Hoy la imagen de Zuluaga es ligeramente superior a la del presidente Santos: 43 % frente a 41 %.

A esas dificultades de imagen que Santos viene experimentando desde septiembre del 2012, cuando anunció los diálogos de paz con las FARC, se suma otro golpe: la percepción de ganador indiscutible de las elecciones. Desde noviembre hasta mayo un bloque mayoritario de los colombianos creía que Juan Manuel Santos saldría victorioso de esta contienda electoral. No obstante, en esta última medición la mitad de los votantes probables cree que Zuluaga derrotará a Santos, mientras el 42 % cree que el resultado será el contrario. En otras palabras, la oposición uribista ha podido voltear la idea de una victoria “inevitable” del gobernante en ejercicio.

Una de las características de este tramo final de las elecciones del 2014 son las alianzas políticas. La medición, tomada entre los días 2 y 4 de junio, cobija el impacto de la adhesión de la candidata conservadora Marta Lucía Ramírez a Zuluaga y, dadas las cercanías ideológicas de esta unión, explicar en parte el repunte de ocho puntos del uribista. Por los lados de la campaña reeleccionista, Santos ha logrado esta semana atraer a un bloque mayoritario del Polo Democrático, la izquierda y la Alianza Verde. Esos respaldos, que han sido más graneados, serían reconocidos por el electorado en días siguientes.

El proceso de paz ha sido uno de los temas centrales de la campaña presidencial. Los encuestados reconocen en Juan Manuel Santos el líder que tiene la mayor posibilidad de lograr la paz para Colombia: el 38 %, frente al 30 %, que cree que Zuluaga lo haría mejor. Uno de cada cinco colombianos considera que ninguno de los dos candidatos es capaz de lograr esa difícil tarea.

La campaña reeleccionista ha impulsado la idea de que la segunda vuelta del 15 de junio es una elección entre la guerra y la paz. Para la oposición uribista, la elección sería entre dos maneras distintas de alcanzar la paz. Mientras el 30 % de los colombianos se sintoniza con el dilema santista entre paz y guerra, el 52 % cree que la disyuntiva entre Santos y Uribe representa dos vías hacia el fin del conflicto.

Estos resultados ratifican las dificultades que el gobierno Santos ha enfrentado en transmitir  a la opinión pública los mensajes alrededor de la mesa de diálogos con las FARC en La Habana. Tras varios meses de contienda presidencial, la oposición uribista ha sido más exitosa en promover su visión del conflicto y la paz que la campaña reeleccionista.  

El bloque del 10 % de encuestados que afirma que votará en blanco tiene en sus manos el poder de girar la balanza hacia un diferencia más amplia del uribismo o un recorte de Santos para llegar al empate. Con ambos candidatos por encima del 40 % de intención de voto, los indecisos y los abstencionistas también constituyen un campo fértil para que ambas campañas amplíen la torta de la participación a su favor y obtengan la mayoría. En la última semana de una de las contiendas presidenciales más intensas y cerradas de los últimos años en Colombia, el candidato uribista Óscar Iván Zuluaga arranca con ventaja.

Ficha técnica:

Persona natural o jurídica que la realizó: Ipsos Napoleón Franco, inscrito ante el Consejo Nacional Electoral.

•Encomendada y financiado por: Alianza de Medios, RCN Radio, RCN Televisión, La FM y Revista Semana.

•Grupo objetivo: Población general, hombres y mujeres, mayores de 18, de estratos sociales 1 al 6 en todo el país. Se excluyen la región de la Orinoquía/ Amazonía (antiguos territorios nacionales) e Insular (San Andrés Isla. En términos de cubrimiento, el estudio cubrió municipios grandes, medianos y pequeños, así como municipios pequeños con alto índice de ruralidad, representativos de la población rural del país.

•Tamaño de la muestra: 1.784 encuestas ponderadas por nivel socioeconómico, género y rangos de edad, con base en información del Censo DANE 2005 con proyecciones de población 2013.

•Margen de error observado: Para el total de la muestra, 2.3%; Para la sub-muestra con intención de votar en la 2ª vuelta (votantes probables), el error es de 3.4%. En todos los casos, con 95% de confianza para fenómenos de ocurrencia del 50%.

•Técnica de recolección de datos: Mezcla de entrevista personal y telefónica en hogares. Se realizaron entrevistas telefónicas únicamente en estratos 4, 5 y 6 de algunas de las ciudades, mientras que las entrevistas presenciales fueron en estratos 1, 2 y 3 de todas las ciudades, y para estratos 4 al 6 en algunas de ellas (según penetración telefónica y cantidad de hogares en estos estratos).

•Preguntas concretas que se formularon: Ver cuestionario anexo.

•Tema o temas a los que se refiere: Seguimiento a la intención de voto en las próximas elecciones Presidenciales de 2014

•Personajes por los que se indagó: Juan Manuel Santos y Oscar Iván Zuluaga

•Área / Cubrimiento: 42 municipios del país, así. Bogotá; Atlántica: Barranquilla, Cartagena, Corozal, El Banco, El Molino, La Jagua del Pilar, Montería, Pailitas, San Marcos y Soledad; Central: Medellín, Armenia, Balboa, Bello, Caldas, Neira, Salamina y Marquetalia; Oriental: Bucaramanga, Cachipay, El Carmen, Jordan, Manta, Nobsa, Nuevo Colon, Puerto Santander, Soacha y Supata; Pacífica: Cali, Buenaventura, Ginebra, Inza, La Victoria, Miranda, Palmira, Quibdo y Tumaco; Suroriental: Ibagué, Garzón, Icononzo y Puerto Lleras

•Tipo de la muestra: Muestreo por cuotas, establecidas por región, tamaño de municipio y NSE. La selección de la muestra está conformada por distintas etapas. En la primera etapa se hace la selección de municipios en las regiones según su tamaño, mientas que en las siguientes etapas se hace la selección de personas mayores de 18 años. Los municipios clasificados como rurales se seleccionan a partir del índice de ruralidad, del DNP, que indica una medida de la ruralidad en términos del número de habitantes por km2 y la distancia a una población de más de 100.000 habitantes. Con el fin de lograr la mayor dispersión posible de la muestra, se ha limitado el número de encuestas por cada cluster a un máximo de 8, en las ciudades principales del país, y a un máximo de 4 en las ciudades intermedias y pequeñas. Para las entrevistas telefónicas, muestreo aleatorio a partir de bases de datos propiedad de Ipsos-Napoleón Franco. El método de selección del entrevistado en el hogar, es la persona presente en el hogar y residente habitual del mismo, mayor de 18 años, próxima a cumplir años.

•Fecha de realización del trabajo de campo: Del 2 al 4 de junio de 2014// Semana (COM)


0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada