Advertisement

logo design

domingo, agosto 07, 2016

Un hombre colombiano mayor de 80 años tiene 251 veces más probabilidades de suicidarse que el resto de la población. Así lo concluyó el informe Forensis 2015, revelado esta semana por Medicina Legal.

“Y no les llame la atención que el suicidio en adultos mayores siga aumentando”, afirmó Carlos Valdés, director de la entidad, después de señalar que esta población es cada vez más vulnerable. Los casos de violencia intrafamiliar en este segmento están creciendo progresivamente desde 2005. El año pasado se registraron 1.651.

Y los datos sobre suicidio son igual de dramáticos: 306 adultos mayores de 60 años se quitaron la vida en el 2015, la tasa de las víctimas de 80 años o más es 61 % superior a la tasa promedio de la población en general, y la tasa de los hombres de esta edad es 115 % más elevada que la del promedio del grupo de hombres.

Adultos mayores en ColombiaAunque el estudio no se detiene en las razones que llevaron al suicidio a esta población específica, en general las enfermedades físicas o mentales y las causas económicas ocupan los primeros puestos. El ahorcamiento es el principal método.

“Para las personas mayores es muy difícil perder la autonomía”, afirmó Carmenza Ochoa, directora ejecutiva de la Fundación Pro Derecho a Morir Dignamente. Según una encuesta que esta organización realizó entre sus afiliados, el mayor temor del 75 % en el final de sus vidas es “perder la capacidad mental” o “ser una carga para los seres queridos”. Sólo el 25 % respondió que “el dolor intenso”.

“La falta de estabilidad económica los golpea muy duro. Saber que dependen de sus hijos, o que van a depender, es muy difícil de asimilar”, afirmó Ochoa.

Aunque el objetivo de esta fundación es asesorar a personas que quieren hacer valer su derecho a morir dignamente (sólo pacientes mayores de edad con enfermedades terminales tienen el derecho a la eutanasia), muchas veces al consultorio de Carmenza Ochoa llegan adultos mayores reclamando la eutanasia por otros motivos.

Recuerda, especialmente, a un hombre de 75 años que acudió a ella vestido de sastre, muy elegante. El hombre le dijo abiertamente que quería morir. No soportaba la idea de haber perdido el capital que reunió toda su vida, porque un amigo muy cercano lo engañó en un negocio. “Al perder ese dinero, recuerdo que me dijo que perdió también el sentido de su vida. Lo remití donde el psicólogo”, contó Ochoa.

Un vistazo rápido por la situación económica de los colombianos adultos mayores es suficiente para entender este temor. Un estudio del 2015 de la Universidad Externado de Colombia reveló que sólo dos de cada 10 adultos mayores reciben una pensión y el 22 % vive en condiciones de pobreza, es decir, con menos de 223.638 pesos al mes.

Según el informe “Misión Colombia envejece”, de la Fundación Saldarriaga Concha y Fedesarrollo, el año pasado la población adulta mayor del país alcanzó 5,2 millones. De ellos sólo 1,2 millones lograron jubilarse.

La psicóloga Elisa Dulcey Ruiz, directora de la Fundación Centro de Psicología Gerontológica (Cepsiger), aseguró que esta problemática sólo se puede entender si se estudia el contexto en el que viven los adultos mayores en Colombia. “Para empezar, no olvidemos que vivimos en uno de los países más desiguales del mundo. Y a eso agréguele las condiciones de los servicios de salud y la seguridad económica de esta población”.

Los hombres lideraron los casos de suicidio en el grupo de adultos mayores de 60 años: 274 casos frente a 32 protagonizados por mujeres.

“Después de los 50 años es más frecuente la depresión en las mujeres que en los hombres, pero ellas consultan más a un profesional cuando identifican esta sintomatología. En cambio muchos hombres no lo hacen”, asegura la psicóloga Yahira Guzmán, jefe del Área de Salud Mental de la Facultad de Medicina de la Universidad de La Sabana.

“Hay países como Bélgica y Holanda que han avanzado en el eutanasia y en el suicidio médicamente asistido, para personas mayores de 70 años que han perdido el sentido de la vida”, recordó la directora de la Fundación Pro Derecho a Morir Dignamente.

Se calcula que para el año 2050 la cifra de adultos mayores en Colombia llegará a 14,1 millones. Esto significa que si no se atiende esta problemática hoy, en 35 años el escenario va a ser tres veces peor.// Semana


0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada