Advertisement

logo design

sábado, agosto 23, 2014

Dentro de las políticas públicas del Gobierno Nacional referente a educación y tecnología es muy llamativo el gran esfuerzo que están haciendo en la adquisición y entrega de tabletas a muchas de las Instituciones Educativas que conforman el sector oficial, buscando fortalecer los procesos de enseñanza y aprendizaje de los docentes y estudiantes, favoreciendo la inclusión social y generando, de cierta manera, más y mejores oportunidades en diferentes regiones del país de la mano de las Tecnologías de la Información.

En el caso del programa 'Tabletas para Educar', su objetivo es aportar al mejoramiento de la calidad educativa a través de prácticas que desarrollen competencias desde la apropiación de los dispositivos móviles, la formación de docentes, los contenidos y aplicaciones digitales. Esta información se encuentra en su portal web y ha logrado en dos años de trabajo mostrar indicadores de formación importante, sin tener muy presente y conmuy poca evidencia los resultados reales sobre la apropiación y el impacto en la mejora de la calidad educativa.

Hace varios meses, el Gobierno hizo la mayor adquisición de estos dispositivos con destino a las sedes educativas oficiales del país. Participaron 10 proponentes habilitados y tres fueron los ganadores: Computel System Ltda; Unión temporal CPE 04-13 y Unión temporal Sinergia Soluciones. Cada uno deberá entregar en promedio 111.000 tabletas a un costo promedio de $271.000 cada una.

Les confieso que la cifra alegra el corazón, aunque las tabletas son económicas no son malos dispositivos y pueden ser funcionales en ámbitos educativos. Todo indica que las administraciones locales que decidieron postularse para ser beneficiadas con la dotación de tabletas en sus municipios están haciendo los esfuerzos para lograr cumplir con los requisitos solicitados en la convocatoria lanzada por el Estado colombiano.

Educación en ColombiaEso está bien porque preocupa que suceda lo que pasó con muchos de los "maletines" con portátiles que hace cuatro años atrás se entregaron y aún están arrumados en los almacenes de algunas sedes educativas, donde aún no saben qué hacer con ellos o peor, no hay quién sea doliente del tema.

Lo verdaderamente importante es que más allá de la cifra de tabletas a entregar, realmentese obligue a las Secretarías de Educación certificadas que cumplan con los requisitos que plasmaron en el papel al momento de la convocatoria, pero sobre todo que se haga un seguimiento y acompañamiento a que la propuesta de proyecto pedagógico que parta de la necesidad de cada una de las escuelas, sea construida desde su propia realidad. Me cuentan que en Bogotá, durante la verificación que hace la Secretaría de Educación Distrital en las Instituciones Educativas que han participado, algunas sedes ni siquiera cuentan con el servicio de energía (si eso pasa en la Bogotá Humana, no me imagino en los rincones olvidados de nuestra geografía).

Si ello sucede con algo elemental como la energía eléctrica, genera cuestionamiento si se lograra garantizar la conectividad WiFi en cada una de las sedes, más cuando en muchas zonas el único proveedor todavía es Movistar y dicen que ya tienen saturadas sus redes.

Por otra parte, viene el tema de la seguridad con el que se exige garantizar el aseguramiento de los equipos con póliza antirrobo y el de infraestructura adecuada, donde la póliza es un canto a la bandera, ya que en caso de que se presente un robo a la tableta (vale más la multa que la tableta) es el profesor encargado quien la termina pagando. Este escenario, como es lógico espanta a cualquiera.

Finalmente se solicitó garantizar que todos los docentes del municipio participaran en el diplomado TIC impartido por Computadores para Educar. Los indicadores reflejan, que si bien lo han logrado aún se nota el total desconocimiento frente al uso y apropiación pedagógica de las tabletas. Aunque bueno, todo es un paso a paso, y seguramente en un par de años podremos hablar de verdadera apropiación y usabilidad.

Ojalá el MinTIC haga un verdadero seguimiento, se articule ahora sí con el Ministerio de Educación Nacional y logren hacer que todas las bondades de la tecnología ayuden de una u otra manera a mejorar nuestro nivel educativo, para que así se puedan comprometer más docentes a unirse a los nuevos tiempos y a hacer de su práctica pedagógica un ejercicio universal y globalizado.

Posdata: sería muy bueno que MinTIC revisara sus contratos con los operadores de sus programas Redvolución y Tabletas para Educar, ya que son muchas las voces que se escuchan en el país sobre la demora en los pagos de sus equipos pedagógicos. La prosperidad y la equidad se logran también con el cumplimiento de los honorarios de los trabajadores.// Colombia Digital (NET)


0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada