Advertisement

logo design

miércoles, noviembre 11, 2015

Colombia vuelve a convertirse en el país con los mayores cultivos de coca del mundo. La afirmación consta en un artículo publicado en las últimas horas por el diario The Washington Post, uno de los más influyentes de Estados Unidos.
“Solo dos años después de que dejara de ser el primer productor mundial, y de que cayera incluso por debajo del Perú, Colombia siembra ahora más coca ilegal que el propio Perú y que el tercero de la lista: Bolivia”, asegura el texto.
Y agrega: “en 2014, que es el último año con estadísticas disponibles, los colombianos cultivaron un 44% más de coca con respecto a 2013, y es probable que este año la siembra sea aún más grande, dicen agentes estadounidenses”.
Coca en ColombiaSegún el Post, “el boom de la coca se produce en un momento sensible para el gobierno colombiano, que se encuentra en la última etapa de la negociación de paz con los rebeldes de las FARC, que se han beneficiado del narcotráfico”.

Pero no solo eso. El aumento en los cultivos de coca en Colombia representa un duro golpe a los intereses de Estados Unidos, argumenta el diario tras registrar que el consumo de cocaína en ese país se redujo en la década pasada.

Lo problemático, añade, es que “una gran abundancia del producto puede traer una nueva oleada de cocaína” hacia Norteamérica y “desatar nuevos ciclos de violencia en la ruta del narcotráfico por Centroamérica y México”.

El diario recuerda que Colombia suspendió el mes pasado las fumigaciones a los cultivos de coca, “uno de los pilares del Plan Colombia por el cual Washington le ha entregado al gobierno colombiano más de 9.000 millones de dólares desde el año 2000”.


El incremento en las áreas cultivadas puede deberse paradójicamente a los programas de sustitución de cultivos ilícitos impulsado por el gobierno colombiano, señala The Washington Post al citar a Jorgan Andrews de la embajada estadounidense.

De acuerdo con Andrews, que dirige el departamento de Narcóticos en la misión diplomática en Bogotá, los habitantes de tales regiones estarían sembrando coca porque allá terminará llegando el dinero de ese tipo de programas.

El texto del Post lleva la firma de Nick Miroff y fue escrito en Tierradentro, una localidad del Nudo de Paramillo, donde según el diario ha funcionado exitosamente la sustitución de siembras ilícitas, sobre todo desde el cese al fuego unilateral de las FARC.

El artículo asegura que un millón de colombianos tienen vínculos con los cultivos de coca, dice que en el año 2000 había en Colombia 168.000 hectáreas cultivadas y cuenta que esa extensión disminuyó en 2012 a 48.000. Pero ahora las cosas han vuelto a cambiar.// Semana.com

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada